MI BISABUELO EL DR. JULIO JANÉ

Dr. Julio Jané Jané (1901-1972). Hombre de ciencia. Estudioso de las escuelas norteamericana y francesa. Educador, médico social.

Hoy 22 de octubre se cumplen 110 años del natalicio de mi bisabuelo, el Dr. Julio Jané Jané, uno de los médicos radiólogos más relevantes de la medicina cubana. La biografía de mi bisabuelo está aún por escribirse, pero sin duda sería uno de los documentos imprescindibles en el estudio científico y social del siglo XX cubano. Hace ya algunos años la revista Bohemia publicó algunas cartas inéditas entre el Dr. Jané y el Dr. J. Robert Oppenheimer -famoso como padre de la bomba atómica-, un tesoro desconocido por la familia y que supuestamente deben hallarse en el Museo de la Ciencia de La Habana. A Oppenheimer y a mi bisabuelo los unió una amistad de varios años y una estrecha relación profesional.

No conocí a mi bisabuelo. Murió en 1972, cinco años antes de yo nacer. Pero las anécdotas familiares han sido muchas, y van desde su ímpetu y su carácter algo venático hasta una extrema amabilidad en el trato social y un comportamiento de auténtico caballero. Vivió enamorado hasta la médula de su joven esposa (mi bisabuela Juana falleció hace apenas dos años en Miami), con quien tuvo dos hijos. Se preparó en las más importantes plazas de Europa y Estados Unidos (obtuvo varios títulos de prestigio), y su ascendencia era catalana -como se intuye por los apellidos-, de por la zona de Mataró. Cuenta mi abuela que en época de Eduardo Chibás, su amigo personal, el Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo) donde mi bisabuelo perteneció se reunía en ocasiones en su casa, y en alguna de aquellas sesiones el ya prestigioso Dr. Jané se encontró, entre muchas otras figuras históricas de aquellos tiempos, con un jovencísimo Fidel Castro. Al triunfar la Revolución en 1959 y siguiendo el flujo de las nuevas normas sociales, mi bisabuelo entregó al joven Gobierno el grueso de propiedades de la familia, que incluían desde bloques de apartamentos en El Vedado hasta ingenios azucareros en Guantánamo. Siendo yo niño mi abuela me enseñó algunas de las actas y volantes que mi abuelo conservaba aún del Partido Ortodoxo, verdadera alternativa al poder de los “Auténticos” y cuyo ascenso posibilitó el tristemente célebre golpe de estado del General Fulgencio Batista en 1952, que dio al traste con las aspiraciones democráticas de la República.

A veces me asombra el hecho de que me guste escribir sobre personalidades de mi país que vivieron épocas muy lejanas, personas cuyos troncos familiares no conozco ni conocí y que me seducen en su distancia. Luego vuelvo los ojos a mi entorno, y me percato de que tengo -como muchos- la Historia en mi propia casa, en mi propia familia, y no sé por qué no me decido -en vida de muchos de los que conocieron a mi bisabuelo- a contar su vida, a reconstruir su recorrido. No sé si podré ser suficientemente objetivo, pero creo que alguna vez debería intentarlo al menos.

Sirva esta entrada (la primera entrada doble que hago desde el nacimiento de mi blog) como homenaje-recordación a una figura casi olvidada del movimiento científico en Cuba, uno de los médicos más prestigiosos de la República. Y doy gracias a mi abuelo Pablo por haberme enviado esta mañana la foto que hoy con orgullo comparto.

Anuncios

~ por Félix Hangelini en octubre 22, 2011.

4 comentarios to “MI BISABUELO EL DR. JULIO JANÉ”

  1. Félix,
    Segur que ho has aconseguit i la teva entrada ha estat objectiva. El teu besavi el Dr. Julio Jané va ser una personalitat al teu país i qui amb més dret que el seu besnet per parlar-ne.
    Ja em semblava a mi que aquesta mirada teva seria i profunda de la fotografia del teu blog tenia arrels catalanes…
    Una abraçada,

  2. Felix, muy interesante. Ciertamente deberias escribir mas sobre el.

    • Precisamente mi abuelo me ha enviado más documentación. Es increíble que la familia no se haya dedicado a rescatar este testimonio familiar tan importante. Mi abuelo se echa la culpa, pero a veces no tenemos conciencia de la relevancia de quienes nos rodean, incluso años después de que hubieran muerto. Yo obviamente no conocí a mi bisabuelo, me habría encantado, pero siempre oí ecos de su trabajo. Es increíble su hoja de servicios, tiene una buena cantidad de títulos, sobre todo en París y Estados Unidos, y estuvo involucrado en muchas campañas de protección sanitaria de la población, entre ellas una que a ti te gustaría mucho, Rafa: predicó contra el uso de aditivos en los alimentos, pues eran un factor cancerígeno, ¿te suena? Mira, y esto fue en los años 40 y 50. Fue un gran hombre, y sobre todo, una eminencia. A él se deben, por ejemplo, técnicas revolucionarias en el tratamiento de pacientes con poliomielitis, ya sabes que fue una enfermedad que causó muchos estragos en la Isla.

  3. Estimado amigo: He publicado en mi blog sobre Cuba una entrada sobre el Dr. Julio Jané que someto a su opinión. En caso de no ser de su agrado, la retiraría inmediatamente.
    http://www.almejeiras.wordpress.com “La pluma del Tocororo”
    Un saludo desde Vigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: