Día de las madres

postal1félix

Este fue el último año que pasé junto a mis dos hijos el Día de las Madres. Este fue el último año que fui completamente feliz un Día de las Madres, que los abracé, los besé y les dije “gracias” por darme ese amor y ese cariño que siempre me han dado.

Siempre hemos tenido la costumbre en la familia de esperar los aniversarios de fechas señaladas a la media noche, los cumpleaños, los días de las madres y de los padres los hemos celebrado a media noche, a esa hora son las felicitaciones y los regalos, los besos y los cariños, siempre nos quedamos despiertos esperando el día.

Mis hijos son muy exquisitos en esos detalles, esta postal es símbolo de ello. Esta postal la escogió mi Félix Ernesto, para la familia siempre Ernesto, para mí siempre Ernestico. Sus flores amarillas, sus predilectas, su preciosa caligrafía y su don de poeta siempre presentes.

Después de ese año 2002 habría siempre una llamada por teléfono – él viajó a España el 2 de marzo del 2003– pasadas las 4 de la tarde en Cuba siempre sonaba el teléfono con su felicitación, con su “mami, felicidades”; nunca dejó de hacerlo en diez años, siempre se comunicaba, a pesar de que las líneas se congestionan, él siempre comunicaba, este año no lo hizo, pero estuvo conmigo todo el día, como siempre, junto a Mayito, su hermanito del alma, mi niño pequeño y malcriado, el niño que me queda para darme su cariño, su atención y su amor, tal y como lo aprendió de su hermano mayor, de su ídolo y guía. Y lo hace. Sí, lo hace. Pero me falta una mitad…

Este año recibí el cariño de muchos de sus amigos y amigas. Gracias por recordarlo en mi nombre y en mi día. Y a su padre que a esa misma hora me llamó, no para felicitarme sino para que supiera que estaba en su pensamiento, hoy le dije que cuando el teléfono sonó y vi el 119 (código internacional) me dio un vuelco el corazón, cuando escuché que era su padre pensé que él lo había enviado… Nada, cosas de madre…

Hijo mío: siempre estás en mi pensamiento y en mi corazón.

Tu mamá.

postal2félix

~ por Félix Hangelini en mayo 14, 2013.

15 comentarios to “Día de las madres”

  1. ¡Querida mía! Félix me apoyó mucho cuando murió mi hermana, chateábamos y él siempre era tan sensible y atento…Cómo no entender la mitad que te falta, cómo no entender el vacío-Félix Ernesto. Yo no estoy segura que nuestros amores se vayan para siempre. Siguen estando de alguna manera, de una manera sutil e invisible. A lo mejor tu hermoso Ernestico viene a cuidarte el sueño…cuando tu corazón esté más ligero, ligero como una pluma, lo percibirás. Siempre te lo diré: el cariño que tenía por Félix, ahora es tuyo. Ojalá algún día pueda viajar a Cuba, a conocerte, a conocer el gran amor de Félix. Muchos besos y abrazos. Mabel

  2. Gracias Mabel. Aquí estoy para todos. También está él a mi lado para todos ustedes.
    Y sí, yo siempre lo siento, en cada cosa, en cada foto, en cada escrito…aunque él dijera que no en su poema que publicó en este blog. Él está y estará siempre…Un abrazo para ti,
    Lidia

    • Hola Lidia Yo estudié con Felix, y era extraordinario en todos los sentidos, estoy seguro que él sigue presente velando por usted. En la Lenin ha quedado el recuerdo de lo buen amigo y genio que era, desde España le mando todo mi apoyo. Me decían Queupumil por mi apellido, mi nombre es Ariel, le mando como un hijo más muchos besos y todo mi apoyo!

  3. Yo a punto de ser madre por segunda vez no puedo evitar los lagrimones rodándome por las mejillas. Solo una madre sabe, solo usted sabe cuanto amor pero también cuanto dolor se encierra en su pecho. Un fuerte abrazo Lidia. El Feluco ha estado muy presente en estos días. Ver su letra y leer esa postal ha sido como tenerlo de nuevo al lado. Gracias por compartir sus recuerdos y por dejar sus huellas en el bosque.

  4. Gracias Mónica por el cariño de todos ustedes, eso me da fuerzas, créelo…
    Lidia

  5. Él siempre estaba presente en cada cumpleaños o aniversario, no se le olvidaba nunca. Ahora entiendo por qué era siempre el primero en mandar un mensaje, a las 12 de la noche llegaba su felicitación.
    Besitos

  6. Amiga Lidia que pudiera decirte que te consuele , leo todo lo que pones y lloro mucho, porque se lo que Ernestico significaba para ti.. aun recuerdo que nuestras barrigas crecian y solo a 21 dias de diferencia nacieron nuestros hijos cuando compartiamos la Universidad Besitos tu amiga Olguita

  7. Sí Sandrita, era costumbre de familia, lo hacemos siempre y él era de muchas ideas, esconder los regalos, hacer bromas, siempre con su alegria contagiosa.
    Olguita, mi amiga, hicimos la barriga juntas, estudiábamos juntas y nustros hijos, tu Kathy y mi Ernestico nacieron a sólo 21 días de diferencia, tal y como dices y para más coincidencia nos pusieron en el mismo piso, en el mismo cuarto y en la misma cama en el hospital González Coro, sé que lo recuerdas….la vida es tan cruel amiga!!! tú sí conoces mi vida completa y sabes muchas cosas, no creo que merezca este castigo, pero no me queda de otra que seguir adelante, porque mi hijo, desde el cielo me ayuda, me guía, y creo que me está dando esta fuerza que tengo para seguir viviendo sin él.
    Un abrazo a las dos.
    Lidia

  8. Lidia, no sé si Félix te habrá hablado de mí alguna vez, soy Jeannette, la venezolana, nos conocimos porque trabajábamos juntos en la UAB y cursamos el mismo doctorado.
    Cuando supe lo que le pasó a Félix quise llamarte (me parece recordar que estabas en Madrid), pero yo estaba profundamente afectada y pensé que no era bueno para ninguna de las dos. Ahora ya casi ha pasado un año, pero sigo llorando su ausencia y a veces me pregunto si no me resignaré nunca.
    Nuestras vidas fueron muy similares aquí en España. Él se fue, ahora me voy yo. Siento que mi tiempo aquí se acabó. Ya ni siquiera está él, el único amigo verdadero que hice y el que siempre tenía tiempo para mí. La soledad y el aislamiento en esta gran ciudad han hecho que me regrese a mi casa, ya no tengo a nadie aquí. Y lo que vine a hacer ya lo terminé.
    Sigo y seguiré el blog, aunque casi nunca escribo, pero estoy.
    Admiro mucho tu fortaleza, me encanta que sigas aportando escritos y fotos valiosas de nuestro Félix. Muchas gracias.
    Un abrazo.-
    Jeannette

  9. Querida Lidia,
    Hace días que he leí esta entrada del Día de las Madres. Me quedé bloqueada. He vuelto a leerla otras veces y siento que quiero hacerte llegar mis palabras pero me sigue costando. ¿Por dónde empiezo? ¿Qué le digo?
    Yo también soy madre y leer tus palabras tan llenas de amor pero en las que se percibe ese dolor tan hondo, me deja con un nudo en la garganta y realmente es difícil pensar que lo que yo te pueda decir te sirva de bálsamo, de soporte, en fin… ¡Pero me gustaría tanto que así fuese!
    ¡Lidia eres muy fuerte! Y seguro que tu hijo está detrás de todas esta labor que te has propuesto. Félix ahora se encuentra en un espacio no-físico, pero está, su energía sigue ahí y la transmite a sus seres queridos. Finalmente, no lo llegué a conocer personalmente –aunque estuvimos a punto de vernos las caras en el Liceo de Barcelona- , pero nuestros comentarios cruzados y nuestros mail’s son ahora para mí como un recuerdo-tesoro que siempre guardaré y en casa sé que estos días volveremos a hablar de Félix.
    Esa semana voy a enviarte un mail como es debido, he estado un poco liada, pero tengo ganas de contestarte y lo haré. Así es que hasta pronto i una abraçada molt i molt forta,
    Carme

  10. Querida Lidia,

    El destino ha hecho que hasta hoy, no haya sabido del fallecimiento de Félix. Hacía mucho, demasiado tiempo que no nos comunicábamos, más de un año. Él siempre hacía por mandarme un sms o un correo porque yo soy muy despistada. Se preocupaba mucho por mí. Por eso me extrañaba su silencio, y pensé que estaría muy liado. Durante este año he pensado tantas veces ¿qué debe estar haciendo mi membrillo? (porque yo le llamaba así) y pensaba en escribirle. Hoy me senté dispuesta a que no pasara ni un día más sin saber de él. No sé porque me dio por buscarle en Google.

    Ahora mismo, tengo el alma rota. Félix y yo compartimos piso en Barcelona y siempre tuvimos una conexión genial, hasta el punto que nos hicimos muy buenos amigos. Y me dejó una huella muy profunda. Era tan auténtico, tan especial, tan divertido y tan inteligente. Sabía como hacerte reir y como hacerte sentir especial. Todavía le recuerdo por el pasillo preguntándome ¿qué tal te fue hoy el día Campanilla? Y nos quedábamos charlando en la cocina sobre nuestras batallitas diarias, sus cartas y papeles inéditos sobre la Zambrana, lo cd’s de óperas que se acaba de comprar, los dimes y diretes de la investigación. Cuando nos dio por hacernos fotos en la fotos en la pared roja de mi habitación recién pintada. Cuando nos poníamos a ver tele y reírnos de los circos televisivos. Cuando cantaba ópera por el pasillo. Me siento una privilegiada en haber compartido ese tiempo con él.

    Soy incapaz de saber qué decirte querida Lidia. No se me ocurre nada peor que una madre pierda su hijo. Y sé que Félix te quería con locura, hablaba tanto de ti y de su abuela. Sólo decirte que lamento tanto tanto su pérdida, lamento tanto no haber hecho antes por saber de él. Seguiré sin duda el blog, para poder seguir conociéndole a través de tus ojos y tus palabras. Todo mi cariño y mi corazón están contigo.

  11. Lidia, le abrazo. Un mínimo homenaje en halocubano.blogspot.com
    Que le sostenga la grandeza intelectual de Félix, las resonancias que su sensibilidad generó incluso en quienes no le conocimos.

  12. Gracias a las dos por sus palabras, hasta hoy no había leido sus comentarios. Intentaré seguir comentándoles cosas de él, tras un año que parece un día, el dolor sigue ahí, latente e inmenso, todo se mantiene increible ….un abrazo.
    Lidia

  13. Querida Lidia, soy Carlos , un amigo de tu hijo Félix, de Valencia (España) . Yo ayudé a Félix a que viniera a España, su sueño y su destino. Estuvimos Félix y yo almorzando en tu casa, recuerdo que era Domingo, hace ya sobre 15 años y me recibiste con mucho cariño y me brindaste tu cálida hospitalidad. Félix estaba radiante, feliz, como un niño… enseñandome su casa, su habitación donde dormía con su hermano pequeño al que adoraba. En aquella época el estaba viviendo con su abuela y a la que también visitamos. Recuerdo que en la despedida me diste las gracias por haberle dado unas felices vacaciones a tu hijo. Ya sabrás quien soy, seguro que tu acuerdas de mi.
    Ayer me enteré …, ayer me enteré por casualidad después de tanto tiempo en que ocurrió eso que no quiero ni nombrar, aquello que me ha dejado en estado de shock y que aún no he asimilado. Ahora me vienen a la mente todas mis vivencias con Félix, mis paseos por La Habana, sus explicaciones de cada rincón de la ciudad, de su historia, de sus gentes, su vida…
    Me llamaba de vez en cuando , hablábamos y me contaba sus proyectos, sus ilusiones…y preguntaba por cada uno de mis hermanos, que son 5 y se acordaba del nombre de todos y de las cosas de cada uno, tenía una memoria prodigiosa, un corazón enorme, una sensibilidad propia de una alma buena, lo que éra él , un chico bueno, un buen hijo, un buen hermano, un buen amigo.
    Maldigo a aquellos que le hicieron daño , que rompieron el Palacio de Cristal ( él entendería esto) , les maldigo a ellos y a toda su descendencia.
    Que Dios me perdone .

    pd. Queria Lidia, escríbeme si quieres, cuando quieras. Un beso y un fuerte abrazo.
    Carlos.

  14. Carlos, gracias por tus palabras. Claro que sé quien eres, perfectamente, me acuerdo de ti, siempre te he agradecido lo que hiciste por él cuando se fué, y hablábamos de ti, sabía que ustedes tenían comunicación alguna vez. Yo viajé a Madrid desde agosto de 2012 hasta enero 2013 y por un teléfono que tenía tuyo te llamé, pero no era, no pude comunicarme contigo. Justamente hace poco entre las cosas que traje de mi hijo encontré una libretica que tiene anotados dos teléfonos tuyos, pero no tengo tu dirección de email. Siempre he querido escribirte, por favor, escríbeme a c.lissetlopez@gmail.com, yo no tengo tu dirección, me gustaría tener comunicación contigo.
    No sabes cuánto te he recordado!!!! Hay muchas personas como tú que han sabido la noticia muy tarde y quizás haya quienes todavía no la sepan.
    Un abrazo
    Lidia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: