COLD SONG

El 6 de agosto de 1983, Klaus Nomi (nacido Klaus Sperber en 1944) moría en New York. El sida se llevó bien temprano a una figura conocida, excéntrica, un icono de su época con su maquillaje futurista, con su histriónica voz de contratenor y una marcada tendencia hacia lo contracultural y a la fusión de la denominada música culta (la ópera) con la popular (rock, pop). Fue la primera cara conocida, víctima mortal de la enfermedad.

Su cercanía con el mundo operístico (trabajó para la Ópera de Berlín en su juventud) y su crecimiento en una familia de artistas le insuflarían sueños que cumplió, aunque no sobre el escenario de las grandes plazas operísticas internacionales, sino en los cabarets, pequeñas salas de concierto y en producciones satíricas de teatro. Gran parte del impulso inicial de su carrera fue resultado de su traslado a los Estados Unidos.

Klaus Nomi fue, en cierto modo, un ‘outsider’. No sólo por su presentación escénica, su vestuario espacial y su nombre artístico (un anagrama de la revista OMNI, dedicada al estudio de fenómenos extraterrestres), sino por la forma andrógina, irreverente y valiente con que interpretó su realidad. Muy popular en vida a raíz de sus colaboraciones con David Bowie en televisión, pero aún más popular después de su muerte (una muerte bastante triste, pues casi todos sus amigos lo abandonaron y los médicos lo desahuciaron), Klaus Nomi nos recuerda constantemente las conexiones, los vasos comunicantes entre cada forma artística de representación, la necesidad y posibilidad de la fusión de estilos y sobre todo, esas fronteras donde se pierde la identidad artística e individual.

A finales de 1982 en “Klassik Rocknacht” en Munich, pocos meses antes de morir, cantó públicamente “The Cold Song” (“What Power art thou”), la famosa aria de Henry Purcell en el acto 3 de “King Arthur” (1691) que había grabado para RCA en su primer disco de 1981. Su canto de cisne, a su vez el canto del Genio Frío despertando de sus sueños en la ópera, es un intenso testimonio de interpretación donde se funde lo tenebroso ficcional y lo vital. Dicen que Klaus Nomi tenía ya pocas fuerzas para pararse en un escenario pues luchaba contra la enfermedad; se cuenta que aquella noche tenía fiebre y escalofríos pero que quiso salir ante su público. Lo que hoy reproduzco es la evidencia de un cuerpo que agonizaba, que luchaba aún por expresarse. Mirando con detalle a Klaus Nomi en esta interpretación, nos percatamos de todo ese abismo que en el fondo de sus ojos se concentraba; sus angustias, sus miedos, sus sombras. Como el verdadero Genio Frío de Purcell.

What Power art thou,
Who from below,
Hast made me rise,
Unwillingly and slow,
From beds of everlasting snow!

See’st thou not how stiff,
And wondrous old,
Far unfit to bear the bitter cold.

I can scarcely move,
Or draw my breath,
I can scarcely move,
Or draw my breath.

Let me, let me,
Let me, let me,
Freeze again…
Let me, let me,
Freeze again to death!

~ por Félix Hangelini en noviembre 29, 2010.

4 comentarios to “COLD SONG”

  1. No coneixia a Klaus Nomi, ara ja no ho puc dir. Sento una empatia, una disposició especial per aquests artistes. Són persones valentes, creatives, sensibles, diferents i de vegades marginals que ho arrisquen tot sense preveure o ser més prudents, però és aquesta manera de ser que els fa únics i irrepetibles.
    “The Cold Song” sabent el que has explicat , s’escolta i es mira amb tristesa però també amb admiració al pensar com va ser capaç de sortir en un escenari en aquelles condicions. Un record per ell.
    Una abraçada,

  2. Félix, de les àries de Caldara del darrer treball de Philippe Jaroussky, és aquesta la que no em cansaria mai d’escoltar, va entrant suaument i arriba un moment al final que sembla que t’acaroni l’ànima en un crescendo de sentiment que et fa gairebé plorar.
    Per si encara no has vist el video de l’ària “Troppo é insoffribile fiero mártir”

    Una abraçada,

  3. Este canto de estertores me obsesiona. Desde que lo pusiste no he dejado de escucharlo y solo ahora me decido a escribirte.

    Gracias por proporcionármelo.

  4. Efectivament, Carme, el meravellós d’aquesta interpretació de l’ària de Purcell és la forma que Nomi prioritza a l’artista i es dona, a pesar de les adversitats, fins al final, fins a lliurar-lo tot. Sobre un escenari, en aquesta vida que va triar, en la forma de “ser” que preferia. Aquest Espíritu Frío no podia tenir una altra veu, és una comunió perfecta. Gràcies per l’ària de Philippe.

    Maykel, Nomi canta el aria tal como está escrita, es impresionante la forma de respirar, creo que me daría vértigo sin tratara de cantarlo así. Está como entrecortado, el fraseo, la respiración, todo, da una sensación de angustia sólo anulada por esa “death” final sostenida. No escuches tanto a Nomi, no es sano. Ya lo decía mi amigo Joel, que no es recomendable por la intensidad y la oscuridad de esa voz.

    Abrazos a ambos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: