ABEL

El 25 de octubre de 2010 ha sido un gran día. Sin lugar a dudas, un gran día. No ha cambiado absolutamente nada dentro de mi casa y tampoco he salido. Nadie ha tocado a mi puerta. Dando vueltas entre las paredes de mi apartamento, organizando, construyendo, limpiando, lo de siempre. Fuera, sin embargo, a más de seiscientos kilómetros de aquí, ha ocurrido algo maravilloso.

“Alguien habla de ángeles en una tarde de otoño”, escribí una vez en el ya lejano 1999… Tantas historias que me vienen a la cabeza, historias de entonces, de ese amor que se va o de lo que sin querer dejamos, tantas imágenes que se confunden con tantas ideas… pero nunca supe (creo) con exactitud de qué hablaba en aquel poema. También yo caminé por bosques, agitando la cabeza, cerrando los ojos, sin saber dónde conducía el camino, más que al final. Y entonces te encuentras angelitos invitados, seres que casi podrían caber entre las manos, con su enorme fragilidad mientras nos traen tanto, sin traer ellos mismos apenas nada.

Alguien habla de ángeles en una tarde de otoño con sol, un sol precioso y una fría brisa afuera, que muere en el mar. Hablar de ángeles es también hablar de esa luz natural, como hablamos de la necesidad y de la esperanza. Porque ha venido Abel, y ha sido suficiente para que todo empiece a rodar de nuevo.

~ por Félix Hangelini en octubre 26, 2010.

3 comentarios to “ABEL”

  1. Bienvenido Abel en Otoño. Bienvenido Abel del Mar. Bienvenido el ángel frágil que hace rodar todo otra vez.

  2. Ay, Félix, amigo, reencontrarme con esta hermosa bienvenida que diste al mundo a mi hijo me ha conmovido…Menos mal que pudiste finalmente conocer al pequeño Abel…. El conejito Kaloo duerme junto a Abel cada noche desde diciembre, y lo seguirá haciendo….para que mi ángelini resguarde a mi hijo por siempre.

  3. Un día como hoy mi hijo hubiera hecho una entrada en su blog a nombre de ese angelito Abel, que hoy precisamente cumple dos añitos de vida. Hoy él no está en la tierra para escribir, pero desde donde esté enviará miles de bendiciones, frases cariñosas y un diluvio de buenas cosas dedicadas a Abel, el niño de Judith, su amiga.
    Mi hijo era muy vulnerable hacia la cercania de los niños y más con este pequeñín…..Desde Madrid le deseo a Abelito y su mamá mil felicidades y toda la suerte del mundo…
    Lidia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: