LA MAREA HASTA MI PAÍS

Debo a mi amigo George Riverón el reencuentro con esta canción de Augusto Blanca en la voz de Silvio Rodríguez, hace apenas unas horas… una melodía que me trae cientos de recuerdos, unos lejanos, otros no tanto. La noción de ese regreso que nunca supe cuándo iba a producirse; o mejor, de esos “regresos”. Me he vuelto reacio a girar la cabeza ante mi propia vida, lo he aprendido como lección de supervivencia. La nostalgia no tiene ningún sentido, o al menos ninguna utilidad, salvo en el arte.

Sigo sin poder respirar. Lo que me preocupa es que uno aprende a adaptarse a este déficit, como a todas las cosas que nos faltan. No debería ser así, pero es.

Voy a irte a buscar allí,
al pedazo de noche en que
tropezaron de pronto,
tus ojos, mis ojos,
tan llenos de igual soledad… allí.

Voy a irte a buscar allí,
a tratar de retroceder,
transitar por el tiempo
y volverte a encontrar
en el mismo lugar que te vi… allí.

Voy a irte a buscar
al instante preciso
en que nuestros rumbos
se unieron en la multitud.

Voy a irte a buscar
al tumulto de pasos,
de rostros, de voces y luces
donde te perdí;
voy a volver, regresaré,
ve tú también.

Voy a irte a buscar allí,
a acampar para siempre en ti,
y esta vez no habrá fuerza posible
capaz de evitar este encuentro
que presentí.

Voy a irte a buscar allí,
hace un siglo te conocí,
y esta vez no te vas a esfumar
la marea te trajo por fin
hasta mi país.

Voy a irte a buscar
aunque en ello me juegue
mi tercer deseo,
mi última oportunidad.

Voy a irte a buscar
a través de las miles de vidas
que distan de ti
desde ayer a las diez;
voy a volver,
regresaré,
ve tú también
y espérame…
ayer…
allí…

(1985)

Anuncios

~ por Félix Hangelini en septiembre 17, 2010.

10 comentarios to “LA MAREA HASTA MI PAÍS”

  1. Una joia de cançó, la seva intensitat dóna ales i provoca l’acció. De vegades cal fer-ho, altres vegades qui ho sap… Però s’ha de provar perquè si no es fa l’ànima plorarà per la seva covardia, encara que el cor quedi partit. Cal ser valent.
    Ànim Félix, s’han de desfer nusos per poder respirar millor.
    Una abraçada,

  2. Esta es la canción de mi relación con J, con ella nos conocimos, o al menos yo andaba con esa melodía bajo el ritmo de mis pasos y en la noche que nos cruzamos. No he dejado de regresar ni un día a ese lugar, y esa canción me duele como el amor mismo. En Cuba la pedí muchas veces entre mis amigos, nadie la tenía, casi nadie la recordaba, pero la conseguí. El día que tenga una guitarra creo que será la primera canción que aprenderé a cantar, aunque en ello me siga jugando mi tercer deseo.

  3. També et volia comentar això: Quan els meus fills eren petits i com una petita broma els hi deia que al ser la mare jo podía endevinar tots els seus pensaments. Em miraven com si fos una fada.
    Ha passat el temps i sense que sigui broma, endevinar el pensament és un desig que demanaria per tal de no pensar que la majoria de les vegades el sentiments són unilaterals. T’he parlat dels nusos, perquè sovint els hem de desfer, altres trencar i fins i tot fer-ne de nous. ¿Què complicada que ens fem la vida oi? De moment porto escoltada unes quantes vegades la cançó “El tercer deseo” i sí segueixo pensant que dóna ales i ja me’n vaig a dormir. Bona nit Félix

  4. Hola Carme, gracias por tus palabras y confidencias. La falta de respiración es literal: tengo problemas respiratorios hace tres semanas. No sé qué es, igual hoy regreso al hospital.
    Esta canción hace unos años me devolvía a dos instantes puntuales de mi vida: el 27 de noviembre de 1997 y el 2 de octubre de 2002. ¿Y queréis que os diga más? Casualmente ocurrieron en el mismo sitio, y justo me acabo de dar cuenta ahora. ¡En el mismo sitio! En la misma calle, la misma acera, el mismo punto de la acera y casualmente yo iba caminando en el mismo sentido. Qué cosas tiene la vida. Afortunada o desafortunadamente, ya no transito por ese lugar.
    Si algo nunca he sido, Carme, es una persona cobarde con la vida. Soy el tipo de persona que enfrenta las situaciones sin dilatarlas, me genera ansiedad, así que las cosas se enfrentan y listo. Por eso cuando he tenido que “regresar” siempre lo he hecho. Acumular expectativas y temores no va conmigo; es fútil.
    Te entiendo, Yoandy. Sólo que esta canción no sé por qué evoca en mí instantes pasados que no significan demasiado hoy. Miro la vida como un outsider, desde fuera, veo los movimientos de los demás y me siento a salvo. Es curiosa esta paz. Blando ahora un poder que siempre quise tener y que no había descubierto hasta hace muy poco. O miento, una vez sí lo sentí, en La Habana, durante un año y medio. Entonces pienso en esa etapa y creo que es cuando único he sido verdaderamente feliz y libre. Cuando no estaba atado a nada. Como ahora.

  5. En cap moment m’ha passat pel cap que tu fossis covard, sento haver-me expressat tan malament. Jo sí que de vegades ho sóc. M’agradaria enfrontar-me amb més espontaneïtat en determinades ocasions, però sóc de les persones que dono voltes i més voltes i de vegades al final ja no cal fer res.
    Cuida’t Félix i si has de tornar a l’hospital perquè no veus clar el que et passa no t’ho pensis més.
    Una abraçada,

  6. Gracias por todo, Carme. Mañana regreso al hospital para salir de dudas. Un abrazo grande.

  7. Félix, quan t’acostumes a un blog que t’agrada et crea addicció i per aquest motiu vas mirant si hi ha actualitzacions. Però tinc present la teva darrera contesta i per això et desitjo que et restableixis aviat i que tot sigui qüestió de dies. Una abraçada,

  8. Carme, estoy más o menos igual, pero creo que ya sabemos por dónde viene el asunto. Es una mezcla de circunstancias “menores”, nada para alarmarse. Gracias por tu preocupación y tus deseos. Vuelve hoy un poco de actividad al blog. 😉
    Un abrazo.

  9. No me equivoqué al presentir en tu mirada limpia un corazón sensible, pero no esperaba encontrar un paisaje semejante al entrabrir la puerta de tu blog (de tu intimidad permitida). Tienes un gusto exquisito en tus poemas, en tu elección musical, en tu modo de expresarte en los comentarios. Jamás podrás ser cobarde porque te enfrentas a la vida con tu corazón abierto (así lo he encontrado al leerte aquí), sí, hay que tener cuidado con el tercer deseo, porque el primero y el segundo no se cumplieron porque puede que el tercero sí (o no) y esa duda corta el aliento, pero veo que ya eres has aprendido a mirar con fuego, sin quemarte, anudado a las brasas del tiempo pero jugando con él. Estoy feliz de haberte encontrado, sin buscarte, a tí, que eres solo la imágen de que existe otro mundo donde las personas están llenas, de todo lo que es simple y humano y a la vez casi inexistente. Gracias por tus poemas y por tu música.

  10. Hola Eva, y bienvenida a mi pequeño espacio, esa “intimidad permitida” como la llamas. El privilegio es mío de poder contar contigo entre mis lectores y lectoras. Así que quien tiene que agradecer soy yo. Y sobre todo, de que me lea una excelente artista. Es hasta un compromiso. Un gran abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: