INSTRUCCIONES DE JUEGO

Utilizo una fotografía de Helen Levitt (1913-2009) porque ilustra a la perfección lo que me viene a la mente en estos días de convalecencias varias: en el fondo, no somos más que niños pequeños jugando con nuestras máscaras. Así es, así ha sido siempre. Es un juego macabro. Admitimos la alternancia, pero no controlamos el poder que ejercemos sobre los demás. Y las decepciones llegan a borbotones, de la mano de los silencios. Mientras el mundo transcurre, sonreímos… o tratamos de sonreír. En un mundo donde la imagen se torna cada día más importante, y la superficie y el adorno y lo especulativo ganan terreno, seguimos siendo niños jugando a construirnos “para” los demás.

Diríase que escribo esta entrada para advertir cómo y qué debemos hacer, como un manual de uso. Pero nada, ninguna estrategia en la vida garantiza ningún triunfo. Tampoco podemos aseverar que todo es fruto de una enorme casualidad. De algún modo, no hay instrucciones de juego que seguir. O sí, hay una sola, muy sencilla: coge tu máscara y úsala lo mejor que puedas. Como decía Wilde, “las cosas, en esencia, son lo que queremos hacer de ellas.” En el teatro, el dandy irlandés prestaba tanta atención a las máscaras como al vestuario, las danzas y los parlamentos en función de la “ilusión”, consciente de que “la belleza […] fascina siempre a los temperamentos artísticos”. Y ya se sabe que la vida es como el teatro, aunque muchos intercambien las posiciones nominales en la sentencia.

Es la noche de San Juan, noche de brujas, y me acompañan los innumerables rostros neoyorkinos de Levitt. Escojo estar entre esos niños, ser uno de ellos entre los centenares de personajes… o quizás sólo una sombra, un personaje ausente de los años cuarenta, aquel que mira desde su distancia cómo uno de los niños mayores coge de la mano a un benjamín rubio, angelote perdido, y lo ayuda a buscar su casa, su nido, su sitio desde ese asfalto deshabitado. Aunque la flecha del tránsito implique dirigirse a otra parte que, correcta o no, hoy me resulta completamente indiferente.

Anuncios

~ por Félix Hangelini en junio 24, 2010.

Una respuesta to “INSTRUCCIONES DE JUEGO”

  1. Gracias por esto. En definitiva, las flechas casi nunca indican la dirección correcta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: