ANSIEDAD

Linda Partridge entra a la farmacia. Ha hablado con su médico y ha conseguido las recetas para su crisis depresiva y su ansiedad. Su esposo, Earl Partridge, agoniza de un cáncer en fase terminal, postrado en la cama de su habitación, atendido por un enfermero las veinticuatro horas del día. Linda entrega al farmacéutico las recetas de medicamentos muy potentes y altamente peligrosos si se mezclan. El farmacéutico duda, le pregunta, cuestiona su estado de salud. Su responsable duda de la autenticidad de las firmas. Hacen llamadas. No es lógico que uno se presente en una farmacia trayendo de la mano un manojo de recetas de dexedrine, prozac y morfina líquida. Lo que no saben los farmacéuticos es que no todo es para ella…

Una de las secuencias mejor logradas en la polifónica Magnolia (1999), de Paul Thomas Anderson. Quien ha vivido un ataque de ansiedad, conoce lo que significa. Lo que menos deseas es que venga alguien a empeorar tu estado de ánimo, y llega un momento en que revientas, porque estás tan débil que te defiendes como sea.

(Por cierto, lo de la lluvia de ranas, más que mera alusión bíblica, está basada en hechos que han ocurrido en varias ocasiones en la historia. También han existido lluvia de peces, y no hace mucho tiempo una lluvia de arañas en Argentina, sin explicación científica aún sobre la selección de estas especies para determinadas tormentas…)

Who the fuck are you, who the fuck do you think you are? I come in here, you don’t know me, you don’t know who I am, what my life is, you have the balls, the indecency to ask me a question about my life? Fuck you, too. Don’t call me “lady”. I come in here, I give these things to you, you check, you make your phone calls, look suspicious, ask questions. I’m sick. I have sickness all around me and you fucking ask me about my life? “What’s wrong?” Have you seen death in your bed? In your house? Where’s your fucking decency? And then I’m asked fucking questions. What’s… wrong? You suck my dick. That’s what’s wrong. And you, you fucking call me “lady”? Shame on you. Shame on you. Shame on both of you.

~ por Félix Hangelini en mayo 14, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: