ANTICLIMAX

Tengo una conferencia escrita que se titula “Ellos serán Ellas serán Ellos…” sobre la representación de los roles de sexo fundamentalmente en el período barroco, y en la ópera en particular, y cómo ha evolucionado hasta nuestros días. Pero este fenómeno del travestismo cultural no es en absoluto nuevo ni exclusivo del mundo operístico. Por desgracia, aún no hemos acabado de comprender que la línea que separa los sexos es algo difuso, incierto, y que resulta a estas alturas del siglo XXI un absurdo pensar que lo que puede hacer un hombre no es capaz de hacerlo una mujer, y viceversa. Y que no existe sólo el ya superado binarismo hombre-mujer.

Como mi post anterior iba de la muerte del Cisne de Saint-Saëns, voy a generar un anticlímax, con efecto cómico. Quiero presentaros la misma pieza de ballet, pero ejecutada magistralmente por un hombre. En esto la compañía Les Ballets de Trockadero, de Monte Carlo, no ha tenido rival: parodian coreografías clásicas y son hombres los encargados de representar los roles femeninos, parados en puntas y con casi idéntica delicadeza. Es el propio efecto paródico el que derriba los muros; la parodia da paso a una aceptación generalizada. Pero a veces me gustaría pensar qué ocurriría si fuera un hombre (no tan musculado, no tan evidente en complexión, más andrógino quizás) quien saliera a escena a ejecutar este tipo de piezas. ¿Tendría la misma recepción? ¿Sabría el público quién baila en realidad?

Este tipo de preguntas me las he hecho también con algunas voces de contratenores y hasta de contraltos. En el teatro el efecto puede llegar a ser aún más ambiguo; ciertamente, es una de las claves más antiguas de representación, y en el siglo XX representó ya un necesario, imprescindible desafío para cualquier actor/actriz.

Muchos son los ejemplos a lo largo de la historia; sorprendentes, muy sorprendentes en la mayoría de los casos. Las voces de los castrati son las que primero rompen con estas claves del entendimiento humano hasta que el cerebro admitió -aun a costa de la justificación “antinatural”- que un hombre podía cantar “como una mujer”, criterio absurdo cuando las voces, por muy agudas que fuesen, eran eminentemente masculinas, es decir, producidas por las cuerdas vocales de un hombre, entendido anatómica y fisiológicamente.

No voy a extenderme demasiado (no tengo tiempo de transcribir la conferencia, quizás algún día lo haga, debo pulirla aún); sólo quiero que paséis y veáis. Y que disfrutéis de la ejecución de la misma pieza de Saint-Saëns, que complementa la magnificencia de la ejecución de las bailarinas, aunque con el tono humorístico de los bailarines.

~ por Félix Hangelini en abril 6, 2010.

3 comentarios to “ANTICLIMAX”

  1. ¿este señor, es aquel italiano que se dedica a hacer imitaciones de forma graciosa sobre los politicos, cantantes,actores y actrices? XDDD Siempre lleva un disfraz encima del otro. Pero no se como se llama. xD

  2. No no, este es un bailarín profesional de la compañía. La compañía Les Ballets Trockadero hacen parodias de funciones clásicas. Puedes mirarlas por internet: “Paquita”, “Go for Barocco”, “El lago de los cisnes”, etc. La técnica de estos bailarines es realmente increíble. Pronto estarán por Barcelona.
    Mira aquí otro ejemplo: http://www.youtube.com/watch?v=1giFy6ktVYE

  3. Que guay, avisame cuando se pasen por alli, me gustaria ir a verlos *o*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: