EL DESFILE TERMINA

Fragmento de Before Night Falls, de Julian Schnabel, basado en las memorias de Reinaldo Arenas.

Y en efecto… y sin embargo ahora, hoy, todo cerrado cerrado cerrado… En el bloqueo total e incesante de la escritura. También. Un hijo que no nace, que no respira, y por tanto tampoco muere, aunque existe, de algún modo.

¡Abrid, abrid, abrid!

¡ABRID!

THE PARADE ENDS, Reinaldo Arenas

Paseo por las calles que revientan,
pues las cañerías ya no dan más
por entre edificios que hay que esquivar,
pues se nos vienen encima,
por entre hoscos rostros que nos escrutan y sentencian,
por entre establecimientos cerrados,
mercados cerrados,
cines cerrados,
parques cerrados,
cafeterías cerradas.
Exhibiendo a veces carteles (justificaciones) ya polvorientos,
CERRADO POR REFORMAS,
CERRADO POR REPARACIÓN.
¿Qué tipo de reparación?
¿Cuándo termina dicha reparación, dicha reforma?
¿Cuándo, por lo menos,
empezará?
Cerrado… cerrado… cerrado…
todo cerrado…
Llego, abro los innumerables candados, subo corriendo la improvisada escalera.
Ahí está, ella, aguardándome.
La descubro, retiro la lona y contemplo sus polvorientas y frías dimensiones.
Le quito el polvo y vuelvo a pasarle la mano.
Con pequeñas palmadas limpio su lomo, su base, sus costados.
Me siento, desesperado, feliz, a su lado, frente a ella,
paso las manos por su teclado, y, rápidamente, todo se pone en marcha.
El ta ta, el tintineo, la música comienza, poco a poco, ya más rápido
ahora, a toda velocidad.
Paredes, árboles, calles,
catedrales, rostros y playas,
celdas, mini celdas,
grandes celdas,
noche estrellada, pies
desnudos, pinares, nubes,
centenares, miles,
un millón de cotorras
taburetes y una enredadera.
Todo acude, todo llega, todos vienen.
Los muros se ensanchan, el techo desaparece y, naturalmente, flotas,
flotas, flotas arrancado, arrastrado,
elevado,
llevado, transportado, eternizado,
salvado, en aras, y,
por esa minúscula y constante cadencia,
por esa música,
por ese ta ta incesante.

~ por Félix Hangelini en marzo 22, 2010.

4 comentarios to “EL DESFILE TERMINA”

  1. Tin tun tin tun, tañen las campanas en la lejanía.

    Claramente, todo está cerrado…

  2. Qué hermoso paralelismo entre todo lo cerrado… en New York y en La Habana. Esas imágenes del Malecón habanero y de la vetusta ciudad cayéndose a trozos. Sus celdas, sus miniceldas, sus paredes, calles y rostros. Todo cerrado.

  3. Estas son las dos ciudades donde he nacido, donde he crecido, donde he amado y me aman. Una ciudad abierta al mar otra la rio, una cerrada a la vida otra que no hace uso de sus puertas. Cerrado- abierto así debe ser la vida.

  4. Bendita tu suerte la de habitar ciudades tan distintas, Rafael. Mis ciudades han sido otras. Hasta hoy, tres. Una abierta al océano, otra al mar, otra al río. Pero son muy caprichosas todas, y te acogen y rechazan a conveniencia. A veces me han dejado incluso de hablar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: