MAREAS

viajes-alemania-y-brasil-2005-407

2

 

La persiana impide

que el mar entre a mi cuarto

ya no temo mareas inacabadas

una gran cortina roja filtra

todo el cielo

y una puerta con rayas de entusiasmo

y una vela encendida

al lado de mi cama

darán aviso justo cuando la muerte se

aproxime.

 

 

5

 

Son para tus ojos estos pequeños artificios

mi mano cortada sangrante

mi labio enfermo

esta mudez que me rechaza como un muro

sobre el mar donde me escurro como un delicado

desorden acabaría

diciendo

son para tus ojos estos pequeños milagros

que ya no necesitas.

 

 

6

 

Cartas de gente muerta

que me salvan

sus helados pliegues enseñan a oír

pasto que no es más pasto

sino cuerpos escritos

en la inmediatez de mi mesa

como días aferrados que lentamente

nos extinguen.

 

 

12

 

Y dicen que no están

que se han ido

lentamente las vio retroceder

congelado el entusiasmo

retirarse a su escuálida verdad

 

será que no las tuvo

lo suficientemente

cerca lo

suficientemente

 

distante cuando de puntillas

un diminuto dios

las reemplazó.

 

 

 

 

*Félix Hangelini, 2007.

~ por Félix Hangelini en marzo 15, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: